COMUNICACIONES Y LENGUAJE INCLUSIVO

¿Por qué escribimos con lenguaje inclusivo? Manifiesto de la Biblioteca Pública Esteban Echeverría (2018)

Identidad de género: “… vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento.” -Principios de Yogyakarta, Indonesia: Principios sobre la aplicación de la legislación internacional de derechos humanos en relación con la orientación sexual y la identidad de género, noviembre de 2006.

Asumiendo el rol social que tenemos como Biblioteca y también como parte de una institución legislativa, decidimos incorporar el lenguaje inclusivo a todas nuestras publicaciones. Es nuestra visión y también nuestra postura política asumir la tarea cultural de promover la lectura y el cuidado del patrimonio público desde una perspectiva igualitaria y de equidad de género.

En la redacción de este documento, nos basamos en la “Guía para el uso de un lenguaje no sexista e igualitario”, enmarcada en el Programa de Modernización Parlamentaria del HCDN. Desde este trabajo, nos asumimos responsables de la construcción colectiva de un mundo igualitario desde múltiples medidas e iniciativas. En este caso puntual, en relación al lenguaje.

El lenguaje se aprende, limita lo decible y lo pensable y así genera transformaciones en nuestra manera de ver el mundo. El sexismo no es inherente al mismo, no está implícito en sus caracteres ni en sus palabras, sino que pertenece a su uso. Es parte de una sociedad que encierra a los géneros en estereotipos femeninos y masculinos, limitando al ser humano en su desarrollo y, lo más grave, promoviendo la violencia de género.

Cuando hablamos de género, no nos referimos a –únicamente- las mujeres e identidades disidentes, sino que hacemos referencia a un sistema de relaciones de poder que involucra a todas las personas. El texto del HCDN, expresa: “Estas construcciones sociales y culturales son dispositivos de poder y utilizan el lenguaje para nombrar o silenciar. El lenguaje participa en la distribución de poder en una sociedad”.

Como biblioteca acordamos que es un derecho ser nombrade en base a como nos identificamos. El lenguaje común, que universaliza el masculino, está también reproduciendo la limitación conceptual del ser humano como un hombre. En una reflexión más profunda, es este un hombre blanco y de clase media, manifestado en el imaginario común.

En su relación con el pensamiento y también con lo pensable, decidimos entonces cambiar el uso de nuestro lenguaje a favor de una sociedad más justa y emancipada. Cabe aclarar que esta intervención sólo constituye una de las tantas medidas concretas necesarias para cambiar la sociedad, y que debe ser acompañada por políticas que desarrollen iniciativas en contra de las injusticias desde todos los sectores. Pero el mundo que queremos, lo necesitamos ahora. Por eso, transformamos la manera en la que nos expresamos como institución, para acercarnos un paso más, hoy mismo, al mundo que queremos mañana.

En el plano de la expresión escrita, utilizaremos las siguientes variantes:

· Los /Las Diputados / Diputadas.. es decir tanto el masculino como el femenino, sin sobreentender que el masculino es universal.

· También intentaremos evitar el término global masculino, por ejemplo: en vez de "los discapacitados" se utilizará "Las personas con discapacidad"

· En caso de no poder evitar y a modo de acotar algún texto, usaremos la "e" para incluir también a las personas que no se identifican en la clasificación binaria del sexo, ej: en vez de "invitamos a todos" utilizaríamos "invitamos a todes".

Estas recomendaciones las volcaremos en nuestras comunicaciones (redes sociales, notas, mails y cartelería de la Biblioteca). Trabajadores y trabajadoras de la Biblioteca Pública Esteban Echeverría